Exfoliantes

La exfoliación es un paso importante en tu rutina de cuidado facial, ya que ayuda a eliminar las células muertas de la piel, suavizar su textura y promover la renovación celular.

  • ¿Cómo aplicarlo correctamente?

Para utilizar correctamente los exfoliantes, te recomendamos aplicar una cantidad adecuada en tu rostro previamente humedecido. Masajea suavemente con movimientos circulares, evitando el área de los ojos, durante aproximadamente 1 minuto. Luego, enjuaga con agua tibia y seca suavemente con una toalla limpia. Utiliza el exfoliante de 1 a 2 veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel y tolerancia.

  • ¿Cuál recomendamos?

Es importante seleccionar un exfoliante adecuado para tu tipo de piel. Si tienes piel sensible, elige un exfoliante suave y sin partículas abrasivas. Para pieles grasas o propensas al acné, busca exfoliantes con ingredientes como ácido salicílico para ayudar a controlar la producción de sebo. Si tienes alguna afección cutánea específica, como rosácea o dermatitis, es recomendable una evaluación médica para obtener recomendaciones personalizadas.

Antes de comenzar a utilizar un nuevo exfoliante, te recomendamos una evaluación médica completa. Nuestros especialistas altamente capacitados evaluarán tu tipo de piel, condiciones existentes y cualquier preocupación específica para brindarte recomendaciones personalizadas. La evaluación médica nos permite seleccionar el exfoliante más adecuado para ti y garantizar una exfoliación efectiva y segura.

AGENDA TU CITA

Scroll al inicio